viernes, 31 de octubre de 2014

Quién

Quién iba a haber sabido decirme
que Otoño se escribe en mayúsculas
si hace que te nazcan mil flores en el pecho;
que aquí ha dejado de hacer frío
y creo que somos responsables del puto cambio climático.

Quién ha descubierto ya
que bailar agarrados es no querer soltarse los labios
y el paso más bonito,
cuando te atreves a sonreír.

Abandonarse a los huracanes
que arrasan con los miedos,
(y esta vez tengo tantos bunker que sé
que no me van a destruir)
como el medio más efectivo para llenarme 
de aire los pulmones.
Darme tregua en tu regazo
después de tanta guerra
y sentirme un general galardonado
al ganarse a si mismo
todas las jodidas batallas.

Quién diría que podría
mirarme al espejo para pintarme los ojos
y no para odiarme,
que sangría solamente sonaría a alcohol
(y no quiero beberlo porque ya no tengo que olvidar).
Quién,
que al pisar todas las hojas de octubre
el sonido no me recordaría
a las grietas de veranos
que se me derritieron en el pecho
y me hicieron quemadura.

Crecer al ser mi yo más niña,
sentir que hogar no son sitios sino personas,
y ser consciente de que ser yo una vez más
es poder hacer un muñeco de nieve
que le sirva a mi temor de estufa
(no paro de desear que llegue ya el invierno)


Pero sobre todo,
decir
gritar
y morir
porque ser feliz
es ser mía y no de nadie,
pero soy lo suficientemente grande
como para quererme compartir.

5 comentarios:

  1. Toda la razón, eres muy grande...

    Lutz

    ResponderEliminar
  2. ¡Menudo final! :)

    Esos "quienes" te podrían haber dado ciertos empujones, conscientes o no, del cambio que se produciría después. Pero quien realmente se iba a dar cuenta de ello, quien iba a ver de verdad, ibas a ser tú misma ^^

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Quién iba a decirme que este texto me iba a hacer sonreír tantísimo...

    ResponderEliminar


  4. "Quién diría que podría
    mirarme al espejo para pintarme los ojos
    y no para odiarme(...)
    sentir que hogar no son sitios sino personas(...)
    Pero sobre todo,
    decir
    gritar
    y morir
    porque ser feliz
    es ser mía y no de nadie,
    pero soy lo suficientemente grande
    como para quererme compartir."

    Dios, te puto amo serio (valga la mala educación).

    ResponderEliminar
  5. Tus palabras muestran lo precioso que puede llegar a ser el otoño, y la grandeza que puede haber en saber crecer siendo más niño (niña).
    Son preciosas.Preciosas.
    Un beso

    ResponderEliminar