domingo, 27 de abril de 2014

Quieta

Quieta, no te muevas.
Que quiero ver cómo te pintas de pasión los ojos
y de risas los labios.
No te muevas, ¿vale?
que hoy eres mi musa.
Quieta, que hoy le escribo al primer amor de mi vida.

Espera, que voy a respirar -hondo, que estás muy dentro-.
Déjame soltar el aire... 
¡Mírate!

Ahí sales.
(Qué bonito, que siempre te encuentro)

Ahora el otro perfil.
Perfecto, ya tengo tu pelo. Ya sé como brilla.
Ya sé como mata mi oscuridad.
¡Ah, y la barbilla!
Súbela bien alta, no puedo estar más orgullosa
de quién eres.

¿Qué tal si recordamos?
Que somos todo un pasado hecho futuro, 
hecho vida.
Y hecho juntas, a base de agua 
-de las lágrimas rodando a la vez por las mejillas-.
Y fuego -que no te toquen, que ya he aprendido a quemar a los demás
sin abrasarme a mí misma-.

Y cielo. Somos cielo. Infinito.
Y punto.


Quieta, que estoy harta de pintar el romanticismo en letras
y no haberte dedicado ni un solo verso.
Porque esto que tenemos (desde siempre)
se merece todas las palabras que contiene mi mente
(para siempre)

Espero que no te moleste, 
pero hoy eres mi musa.
(Como la de Dante, irá en el nombre)
Que brillas demasiado como para seguir ignorándolo.






Le debo la vida a gente ¿sabéis? A gente que llegó, y que después se fue. A gente que pasa arrasando, tan fuerte que me hace centrarme en sus rostros para escribir versos. Pero, hermana, mejor amiga, amarilla, tú no me has dejado, nunca has arrasado. Siempre a mi lado, siempre silenciosa. 
Poetas quedan pocos, románticos menos. Y yo he entendido, que cantarle al romanticismo es tan bonito como hacerlo a la amistad. 
Te quiero. DSYPS. No dejes nunca de brillar.

7 comentarios:

  1. Seguro que está jodidamente orgullosa de ti y de lo que haces.

    Lutz.

    PD. Amarillos, donde menos te lo esperas.

    ResponderEliminar
  2. Ohh Patito! Me ha encantado. Justo llevo un par de días a vueltas con un texto que estoy escribiendo para mi hermana, y al leer el tuyo creo que lo tiraré a la basura y empezaré de nuevo jiji. Es súper emotivo. Seguro que esa personita tan especial siente lo mismo hacia ti, todo ese cariño que se desprende de cada palabra. Mientras sigáis una junto a la otra, seguiréis brillando infinito, seguiréis siendo eterninad. Como decía Lovecraft, seréis los eones por venir.
    Sin duda me quedo con "Espera, que voy a respirar -hondo, que estás muy dentro-". Escalofrío.
    Besitos, hermosa.

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  3. Genial! me gusta como has diseñado el texto! (: un besito

    ResponderEliminar
  4. somos un cielo infinito Y PUNTO. Muy lindo, muy bien manejado el tiempo de los versos...TE FELICITO!!

    Te invito a pasarte por mi blog, hoy lo inauguré y ahí estará mi primer cuento. Abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. "Y fuego -que no te toquen, que ya he aprendido a quemar a los demás
    sin abrasarme a mí misma-"
    En ese momento, mi corazón ha dado un vuelco.
    Perfecto.
    Aquí me tienes ;)

    ResponderEliminar
  6. Y cuánto me gustaría a mí escribir poesía (o que me la escribieran). Escribes tan bien, que...

    Un abrazo de aquí a la luna, y vuelta,

    Tris.

    ResponderEliminar