lunes, 3 de marzo de 2014

Mejor no me quieras

Quiéreme despacio,
entre mil dobleces de pañuelos,
en colores estridentes.
Camíname la vida,
o las venas,
o los labios,
y cuélgate de mis daños,
solo hasta que los hagas desaparecer.
Quiéreme con cuidado, ¿vale? no me rompas.
Bésame los deseos,
bésame las ganas,
las esperanzas,
pero no alimentes mis ilusiones
-mejor mátalas de hambre de momento-.
Conténme la respiración entre tus brazos,
tan fuerte que la fractures
-creo que no necesito aire por ahora-
Aunque espera.
Mejor no me quieras,
al menos no despierto.

5 comentarios:

  1. Oh-dios-mío.
    Pero qué bonito escribes. Creo que me acabo de enamorar de todas y cada una de las palabras de esta entrada.
    ¡Lo juro ante notario!

    Yo sí que te admiro,

    Daw.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daw, eres increíble. Bueno, es que me repito, ya lo sé, pero hay talentos que... en fin, hay que decirlo.
      Gracias por todo.
      Un beso enorrrrrme <3

      Eliminar
  2. Hmm... no sé qué decir, la verdad.
    Es genial.
    Me ha removido algo en el estómago. Y no es hambre.
    <3

    ResponderEliminar